jueves, 17 de febrero de 2011

¿Cómo que no te gusta la cebolla?

Eso pensaba yo hasta que la probé la Cebollita Crispi, está buenísima, me la comería a cucharadas como la Nutella (yo soy de Nutella como Valentino Rossi, lo siento por l@s que seáis de Nocilla jajaj). 
La cebolla tiene muchas propiedades: estimula el apetito, es diurética, es muy buena para las afecciones respiratorias, es muy buen desinfectante, es rica en minerales y oligoelementos y ayuda a combatir la diabetes.
Para aquell@s alérgic@s, con intolerancia ó que la cebolla les resulta un poco fuerte, esta recetilla es un chasco, pero qué le vamos a hacer. Ya lo arreglaremos con otra receta... Eso sí, os advierto que yo no soy ninguna amante de la cebolla, pero preparada de esta manera me encanta, creo que hay que buscar la forma a todas las cosas y seguramente de alguna forma nos gustarán. 
Espero que preparada así, alguien, como me ha pasado a mí, descubra que le gusta la cebolla¡¡
Cebollita Crispi

INGREDIENTES

- 2 Cebollas grandes
- Harina
- Bolsa de congelación
- Sal
- Aceite de oliva para freír

PREPARACIÓN

1- Nos prepararemos con mucho ánimo a picar muy finamente nuestras cebollas en daditos muy, muy pequeñitos (si tenemos un picador de cebolla pues mejor, en este caso con la picadora habrá que tener mucho cuidado ya que no queremos zumo de cebolla).

2- Una vez muy picada la salaremos un poco.

3- En la bolsa de congelación echaremos harina (unas tres cucharadas soperas). Echaremos los daditos de cebolla y daremos vuelta a la bolsa, que nos quedará hinchada. En este momento moveremos la bolsa como si se tratase de una coctelera, hasta que hayamos visto que toda la cebolla se ha quedado impregnada de la harina (si vemos que nos quedamos cortos de harina añadiremos más sin miedo). Si tenemos mucha cebolla no echaremos todos los daditos de una vez, haremos esta operación en varias tandas.

4- En una sartén ponemos a calentar aceite de oliva y cuando esté bien caliente echamos nuestra cebolla rebozada hasta que esté doradita, entonces retiraremos con una espumadera y la pondremos en un cuenco con papel de cocina para que suelte el aceite sobrante.
5- Podremos conservar esta cebolla en recipientes herméticos en nuestra nevera durante mucho tiempo.

Esta cebolla es perfecta para preparar perritos, tostas, fajitas, adornar nuestros platos, lo que se os ocurra...... 

5 comentarios:

Cova dijo...

No es que no me guste...es que la alergia me impide acercarme a ella cual orden de alejamiento se tratase!!!
Pero que sepas que me parece muy original!!!
Besitoos

Smetelig dijo...

Por eso hice el comentario, pero no te preocupes que haré otra receta dedicada a las tartaletas de manzana y canela ¿te acuerdas? jajajaajj¡¡¡ va a haber para todos¡¡

Cova dijo...

Que si me acuerdo...jjj.Estaban de muerte...sobre todo para alguno que yo me se que repitó 3 veces!!!jjj
Me hacia falta reirme un rato hoy...gracias por recordarmelo guapa!!!
Besitos

Smetelig dijo...

Bueno, bueno, y después de tripitir va y nos dice que no le habían gustado, a mí casi me dá algo¡¡¡ Qué gracia¡¡ Menos mal que no le gustaron, si no se come hasta el cartón de la caja jajajajaj¡¡

Claudia-Mi dulce pasión dijo...

Me encanta la cebolla!Que idea mas buena!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...